jueves, 19 de octubre de 2017

La Chispa y sus denuncias: Benetton, el okupa del Cushamen

Hola Usbek, te voy a contar una historia que se inscribe en las historias de nuestra historia de injusticias.

en el año 1958, el escritor y periodista (periodista y escritor) Osvaldo Bayer se había trasladado a Esquel por razones de trabajo. Había sido convocado a trabajar en el diario "Esquel" pero a los diez meses, por diferencias de enfoques en el tratamiento de noticias referidas a negociados de la casa Lahusen (una de las principales casas de ramos generales que competía con La Anónima); las críticas a los manejos de la Legislatura local, los actos arbitrarios de los terratenientes, políticos locales especializados en el robo de tierras a los aborígenes, etc.

 Osvaldo Bayer asumió campañas que creyó justas y señaló los privilegios y las injusticias, porque nunca se sumo a los obedientes correveidiles.
Eso le costó la pérdida del trabajo y de allí que decidiera fundar La Chsipa (Iskra en ruso) "era el nombre con el cual los exiliados socialistas habían bautizado su periódico revolucionario en el destierro obligado por los zares". El diario, desde la tapa, dejaba en claro que su lucha era: "contra el latifundio, contra el hambre, contra la injusticia". Dirigía aquél diario Juan Carlos Chayep.

Desde las páginas de La Chispa, con tono irónico y fundados argumentos, Bayer describía las situaciones políticas, económicas y sociales. En particular dedica varios números al dspojo de las tierras del Cushamen a través de una estafa en la que estuvieron implicados: un legislador radical, Julio Telleriarte que luego fue elegido diputado provincial por la UCR y comerciantes locales.
Las tierras... son las que hoy oKupa Benetton.


 Los hechos se producen en 1959. Por entonces el gobernador elegido Jorge Galina (UCR).
El 24 de enero de ese año el diario publica una nota contra la impunidad de los latifundistas que se niegan a pagar el aumento a los jornaleros (se repetía la historia que llevo´a la masacre producida a principios de la década de 1920 en el sur de la Patagonia). En este caso es el representante de la estancia Leleque el que aduce que no quieren pagar a los peones de estancia el aumento.
Leleque. De triste normbre, esta estancia fue fundada por la Argentine Southern Land Company en las tierras robadas del Cushamen que actualmente pertenece a la familia Benetton.





El diputado Julio Telleriarte está implicado en los despojos de las tierras que habían sido entregadas al cacique Ñancuchi Nahuelquir por parte del Estado por ley 1501 del 20 de octubre de 1899. Se trataba de 200 lotes de 625 has cada uno.
Años más tarde se radica en la zona un inmigrante árabe de nombre Juan Sfeir que solicita al descendiente de Nahuelquir, Rafael, el alquiler de una casa.
Sfeir nunca pagó alquiler, se negó a entregar la casa y luego la vendió con mejores a otro inmigrante árabe: Heikel El Khazen que estableció un comercio.
Rafael Nahuelquir luchó por hacer vales sus derechos, viajó incluso a Buenos Aires y desde la Dirección Nacional de Tierras apoyaron su reclamo e incluso le entregaron una nota que avalaba sus derechos y una copia del título a su nombre.
Pero Rafael murió. Desapareció toda la documentación. Su familia quedó desamparada.
Se nombró a un tasador de los bienes a quien le pagaron 160 pesos por su trabajo a través de Julio Telleriarte quien mas tarde reclamó el dinero aduciendo que no lo había recibido.
El tasador inició juicio porque no había recibido el dinero (que, recordemos, le había sido entregado al diputado Julio Telleriarte). Como consecuencia el juez ordenó el remate de los bienes de la sucesión de Rafael Nahuelquir sin notificar a los herederos que se hallaron sorprendidos: se remataron hasta sus animales -vacunos, lanares, yeguarizos, útiles de labranza, carros, sogas, etc. su casa y sus árboles-.
Telleriarte mientas tanto, había llegado a ser diputado provincial. Desde las páginas de La Chispa se denunciaba que el ahora diputado abogaba por evitar una investigación judicial por los hechos contra los Nahuelquir.

El periódico dejó de salir el 4 de abril de 1959. Osvaldo Bayer fue expulsado de Esquel.









Algunas décadas más tarde la situación siguió igual.
Las tierras de los pueblos originarios estaban en manos de otros, de apellidos italianos, ingleses, etc.
En el marco de una protesta por la liberación de un jefe mapuche se produjo la desaparición de un ciudadano: Santiago Maldonado.




Un juez complaciente con el poder de turno dejó ir la situación siguiendo el libreto que le bajaba el poder político.
Continuaron las protestas pero también la represión, las amenazas, el amedrentamiento y, por encima de todas las cosas el encubrimiento por parte del poder político para tapar a los culpables de la desaparición forzada de Santiago Maldonado.
El hostigamiento diario a la familia que reclamaba, acompañados de una parte muy importante de la sociedad, por la aparición con vida de Santiago.
Hasta que el juez fue apartado de la causa.
la historia continúa. Apropiación de tierras 
injusticias
amenazas
represión
desaparición de personas




La información de este posteo toma como base el libro La Chispa, edición facsimilar.
Para más información sobre la obra: http://www.el1digital.com.ar/articulo/view/66991/bayer-presento-el-libro-la-chispa-junto-a-napoli

viernes, 13 de octubre de 2017

LOS VIVOS QUE TE ENGRUPEN CON BILLETES CON "SERES VIVOS"

Querido Usbek
el jefe de gabinete ha justificado la emisión de billetes con nuevas imagenes (ballenas, llamas, etc a las que se sumaran hienas y zorros) la obsesión que tenemos de analizar la coyunura en funcio´n del pasado no es normal, es patológica. En otros países no pasa eso. Y está bueno saber que eso es una patología nuestra. ... una de las cosas, chiquitas pero simbólicas mas lindas que hicimos, es poner animales en los billetes ¿sabés por qué? es la primera vez en la historia argentina que hay seres vivos en nuestra moneda nacional y que dejamos la muerte atrás..."







y mientras te engrupen con que es la primera vez que hay seres vivos en nuestros billetes los únicos vivos son ellos que se llevan al exterior los billetes con la cara de un tipo que falleció en 1790. Ni a este Frank se le ocurrió...

les contesta Rodolfo Walsh






A IMAGEN Y SEMEJANZA

Hola Usbek
las conclusiones las podrás sacar vos a partir del pirulo de tapa de Página 12 de hoy, al que le agregué la tira de Mafalda donde Susanita se convierte en una prePRO

Ya no alcanza con escenarios, hay que reforzar con relato

Usbek!
Hace tanto tiempo que no nos comunicamos...

Hoy quisiera volver unos meses atrás, cuando te hable de los escenarios que arma este gobierno. Vienen a ser la versión material para ubicar sus relatos.
En el principio fueron los escenarios. Macri y ministros, macri y gobernadores, de fondo cielos azules y plantas, verde (como los brotes que fueron parte del discurso posteriores), aire libre. Om buena onda paz y amor. Y discursos cargados de sarasa. Después, y continuando esta línea, vendrían los refuerzos discursivos.
Al "sí, se puede" se sumaron
pobreza cero
vamos Argentina (repetido muchas veces en los discursos del presi)
Los brotes verdes
Dialogo
Consenso
y otras frases y/o palabras alusivas a un futuro promisorio, positivo, celeste como los cielos de los primeros escenarios que, de a poco, fueron trocando a
1) lugares cerrados con control estricto de las personas participantes
2) lugares al aire libre con varios vallados que ubicaban a los (pocos) concurrentes a muchos metros del escenario
Y mas discursos con promesas (a dos años casi de gobierno se sigue con promesas como en campaña 2015) de lo que vendrá, del futuro promisorio, de la lluvia de inversiones para trabajo de calidad (aunque las inversiones se haya desviado a la bicicleta financiera y el trabajo sea mas que escaso).
En una etapa más caliente -en campaña y a diez días de las elecciones- el escenario se puebla de palabras terribles: mafias, narcos. La gobernadora de la provincia de Buenos Aires que no es candidata aunque pareciera que sí, sale a ocupar el papel que en 2015 cumplió Elisa Carrió.
Si bien dicen que en las encuestas ganaría el candidato (reitero que la gobernadora no es candidata a nada, aunque cumple ese papel) en los hechos la virulencia con que se comporta pareciera demostrar la tremenda inseguridad y el temor ante algunos candidatos y candidatas a los que apunta y dispara con la remanida acusación de narcotráfico.
Hay dos niveles de discurso, uno casi religioso y de autoayuda. Otro para atacar.
Y hay un mensaje que no está en el discurso oficialista en el cual ninguno de los candidatos hace mención a Santiago Maldonado.